La banca va a tener que devolver el dinero de las inversiones inmobiliarias fallidas

La banca va a tener que devolver el dinero de las inversiones inmobiliarias fallidas

El Tribunal Supremo les obligaba a vigilar los fondos que los compradores daban a constructores y por tanto se ha aprobado la devolución de los millones sepultados en obras que nunca se terminaron.

Nuevo golpe del Tribunal Supremo asestado al sistema bancario español.
En una sentencia del 21 de diciembre de 2015, el alto tribunal sienta jurisprudencia y ordena a los bancos a devolver el dinero adelantado por clientes a promotores para viviendas que no se construyeron. Así que la banca responderá por miles de urbanizaciones fantasma, especialmente en el litoral y muchas vendidas a compradores británicos. La clave está en una ley de 1968, aprobada después de un escándalo que dejó a 10.000 personas sin casa en Madrid, y que obligaba a los bancos a tener que avalar la cantidad entregada a cuenta para la vivienda, algo que incumplieron masivamente durante la burbuja.

 

Caso concreto:

La CAM, ahora del Sabadell, debe indemnizar a una propietaria que pagó y nunca recibió su casa en Dénia
La promoción fue sufriendo demoras y en septiembre de 2007, cuando debía estar más que lista, el promotor alemán envió una carta a los dueños: “Nos complacemos en comunicarle con la presente que las obras se iniciarán esta semana”. Tres años después, cuando la burbuja estallaba y el Gobierno vendía que era un aterrizaje suave, no estaban terminadas ni las obras de urbanización. Las casas se estaban esfumando y con ellas los ahorros de decenas de familias. Nuestra compradora demandó a la CAM y a la promotora Berliner Bau Project La Siesta, que por entonces se había esfumado. Ni compareció en el juicio. Cristina Juan Vidal, la abogada que llevó el caso y que pide que no se publique el nombre de la clienta, cuenta lo difícil que fue: “Estudiamos el caso y de los compradores casi nadie quiso ir contra el banco que había recibido las entradas a cuenta”.
Lo normal entre los compradores que se quedaron sin vivienda por el estallido de la burbuja era ir en los tribunales contra el promotor. Pero esperar recuperar el dinero de un empresario quebrado y sin más activos que esqueletos de hormigón es casi imposible, por muy buena fe que tenga el administrador concursal. Pero Cristina Juan Vidal, del despacho valenciano Asiaín Asesores, no solo demandó a la promotora sino también a la CAM, que recibía el dinero y que había dado 11 millones al promotor para la construcción de las casas.

 

 

Caso concreto:

La promoción Trampolin Hills (Murcia) atrapó a 1.500 clientes que adelantaron 52 millones. (Julia Schulz-Dornburg. Ruinas Modernas, una Topografía del Lucro)La promoción Trampolin Hills (Murcia) atrapó a 1.500 clientes que adelantaron 52 millones. (Julia Schulz-Dornburg. Ruinas Modernas, una Topografía del Lucro)
Pero con la burbuja inmobiliaria que llegó 30 años después, esas cauciones se fueron olvidando. Los avales exigidos en la ley encarecían la promoción y, además, como las casas se vendían sobre plano y se recompraban otra vez, nadie temía que fuera a ser necesaria.

La CAM argumentó que no pintaba nada en el procedimiento, que era un tercero ajeno al pacto entre los compradores y la promotora, y que si el dinero ya no estaba no era su problema. La jueza Marisa Fayos Bonell, titular del juzgado 5 de Dénia, rechazó su pretensión el 9 de noviembre de 2011: “Si la CAM avaló las obras de urbanización y la promoción, hemos de concluir que la entidad crediticia era sabedora del deber de ingreso de los pagos de los compradores en una cuenta especial, extremo que debió indicar al promotor, y en todo caso , exigirle la presentación de aval o seguro que garantizase la devolución de dichos ingresos, no pudiendo ahora alegar que era un tercero y que solo se le pidió que avalara las obras de urbanización”, señala el fallo. Condenó a la caja a devolver el dinero más el 4% de interés anual.

Los bancos no son “terceros ajenos a la relación entre comprador y vendedor” de promociones inmobiliarias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »